top of page

Les explotará la cabeza. Si desean paz y tranquilidad, no lo lean...

Lo urgente lo resolvemos día a día, pero lo importante nos costará la vida...

(¡¡) ES UNA COLUMNA de SENTIDO COMÚN, NO PARA EXPERTOS NI MENOS PARA TEKIES.

El 1 de enero de este año 2023 escribí el artículo: "Lo impensable ya llegó también a Chile, era un huracán lejano pero está en nuestra costa". Tuvo una tímida acogida con 440 lecturas, en comparación con las 2.350 lecturas sobre la estrategia del litio de mi columna del 27 de abril, lo cual deja claro que lo importante está muy por detrás de lo urgente o contingente. Pero cuando lo importante se convierte en urgente, es un tema de vida o... muerte, como en este caso. Me equivoqué en esa columna...


Lamento mucho contarles que este es el caso, con lo exagerado que soy y me reconozco, me quedé corto. Ahora me atrevo (y me tomé un tiempo en pensarlo) a mostrarles con mucha seguridad algunos anuncios que de una u otra manera involucrarán vuestras vidas y seguramente la de sus hijos en los próximos seis meses. Sí, solo seis meses más... Hay buenas y malas noticias, pero recuerden, esto no es importante, es urgente...


Iré al grano y si desean profundizar, pregúntenle a los robots de IA, ChatGPT-4 y a Bard de Google. No les mostraré las evidencias, deben buscarlas y créanme que les hago un favor al forzarlos (si no las encuentran, pregúntenme).


1.- Se acaban las reuniones divagatorias vía web primero, telefónicas después y personales al final.

Reviente su cabeza: En los próximos meses se venderán muchos dispositivos y se integrará al servicio de todos los sistemas de videoconferencia la posibilidad de obtener al término de la misma, por escrito, una minuta detallada de la reunión, un resumen de la misma y los compromisos alcanzados, así como un análisis de la reunión. En cualquier idioma que haya sido y en cualquier idioma que esté el reporte, que por cierto, se generará en menos de un segundo y estará hecho por un robot sobre nuestros hombros, simbólicamente hablando.

Imágenes de revolución mental: Imaginen las reuniones políticas o de organismos del Estado, imaginen a los alumnos en una clase, los periodistas, las reuniones de negocios, los libros que se podrán hacer, el tiempo que se ganará y el tiempo que se perderá... ¿Dirán "ok" cuando les indiquen que la reunión será grabada? (A mí me pasó recientemente, y cuando recibí la transcripción escrita de mi participación literal, se me cayó la cara de impresión).

2.- Aparecerán sistemas muy simples y baratos/gratis para poder grabar videos y charlas virtuales donde uno podrá colocar su propio avatar de uno mismo, idéntico pero con voz mejorada, que hable muchos idiomas, más guapo pero imposible de diferenciar de nosotros. (Antes de eso, digamos en unos 3-4 meses más, existirá la traducción automática a cualquier idioma, al menos en los programas de streaming y videoconferencias.)

Reviente su cabeza: En pocas palabras, uno podrá generar un alter ego virtual de sí mismo. Ese personaje, una versión sin nuestras fallas y complejos, leerá de un texto (guion) que generaremos, incluso a partir de una versión borrador en vivo nuestra (ver punto anterior), y dará impecablemente nuestra charla en YouTube, por ejemplo.

Imágenes de revolución mental: La competencia será entre los entrenadores de sus alter egos virtuales.

3.-Casi todo estará asociado a la inteligencia artificial, desde una presentación, una hoja de cálculo, una imagen, la música, la poesía, los reportajes de periódicos, el arte, los videos, las películas, los libros, etc. (Posiblemente se regulará para que aparezca una nota que diga algo así como: "...Lo que verán (escucharán, leerán, etc.) fue producido (editado, creado, etc.) por ChatGPT (o lo que sea que exista en ese momento).

Reviente su cabeza: Si te dedicas al arte, a escribir, a pintar, a grabar videos, a cantar o componer música, a tomar fotos, a programar, a hacer páginas web, a crear hojas de cálculo en Excel, etc., serás afectado.

Imágenes de revolución mental: No necesito decir más.

4.- Aparecerán nuevos dispositivos que reemplazarán lentamente pero de forma irremediable a los smartphones por sensores de nuevas realidades orientadas a ampliar las experiencias personales sin intermediarios.

Reviente su cabeza: Imaginen un dispositivo que les permita trabajar en una dimensión adicional donde el ordenador esté en el aire y ustedes puedan manejarlo con las manos en el aire, o ver cine en cualquier parte, o viajar y sentir el aire, o tener videollamadas en tres dimensiones. Imaginen un dispositivo que, en lugar de ir al teléfono móvil a buscar algo, sea muy pequeño y vaya colgado al cuello, y vea y escuche lo que ustedes ven. Puedan preguntarle y él responda al oído o simplemente lo proyecte en su mano. En resumen, eliminar el incómodo momento de parar y entrar en el celular cada vez que necesiten algo.

Imágenes de revolución mental: No mas celulares, total interconexión humana

5.-Imaginen que son adictos clínicos a los servicios de video, audio o imágenes.

Reviente su cabeza: Ya lo son. Hoy, por ejemplo, YouTube paga a los millones de programas en función del tiempo que la persona quedó enganchada al programa y más allá del 70% del tiempo total del mismo, y si vio el final. Ese nuevo algoritmo de pago de este año está creando expertos en generar adicciones.

Imágenes de revolución mental: Adicción a la irrealidad en plan Isapre?

 

No quiero agregar más cosas a esta lista de los próximos seis meses, pues tampoco deseo especular demasiado. Eso se los dejo a ustedes, que pueden buscar las evidencias y pistas de lo que yo bosquejo en la imagen de portada de esta columna. Lo importante es, a mi juicio, que se pongan el cinturón por si chocan y luego no se quejen. Muchas personas se mueven más por el miedo que por los sueños. Sin embargo, muchas de las cosas que menciono apoyarán las limitaciones de los analfabetos de la era, los más viejos, los limitados por la tecnología, los que no hablan otros idiomas, los menos educados, los menos competentes, los que trabajan con sus manos, los artesanos, los obreros. Uds., los que leen esto, los profesionales, artistas, profesores, bilingües, programadores, artistas, gerentes, tecnólogos, médicos, abogados, ingenieros, serán sumamente afectados mas temprano que tarde... para bien o para mal. Tienen seis meses para comenzar a sentir esos efectos.



268 visualizaciones

Comments


bottom of page