RUSIA Y ALEMANIA: Chile, Argentina y Bolivia→ REACCIÓN GEOPOLITICA BÁSICA DETRÁS DE UNA GUERRA


Un terremoto de temor se está generando en Europa. En Alemania en particular. Curiosamente el epicentro se encuentra en Latinoamérica y ello podría tener un terrible efecto impensado en algunos años más sobre nosotros.


En las últimas dos semanas he recibido cuatro curiosas peticiones de entrevistas de medios alemanes sobre la política del Litio en Chile. Las entrevistas tienen como objetivo un fetiche de lo contingente, una conversación para entender que está pasando o que estamos haciendo políticamente. Las preguntas involucran a Argentina y Bolivia.


Nunca había sentido tanta atención de un país en particular sobre nuestra situación política mezclada con política regional. Pensé que obviamente tenía que ver con la guerra de Rusia a Ucrania y que debía existir alguna relación que obsesionaba a los alemanes. Es por ello por lo que comencé a elaborar una hipótesis que deseo compartir con ustedes.

Me acordé cuando Argentina suspendió el año 2006, unilateralmente, los contratos de gas de los gaseoductos hacia Chile de los que dependía prácticamente en un 100% y el tremendo impacto que ello tuvo en nuestro país. Recordé las medidas ejecutivas que tuvo que tomar, asumiendo los riesgos, entonces el presidente Ricardo Lagos, invirtiendo sumas siderales en puertos especializados para recibir gas por el mar (GNL). Si ello no hubiera pasado, los efectos graves que tuvimos (como generar energía muy sucia de emergencia) hubieran evolucionado a catastróficos con el tiempo.


Hoy, Chile se abastece en un 100% de gas por este medio y los gaseoductos con argentina no se han ocupado en décadas, a pesar de anuncios de intentos de hacerlo, por razones de buena política. Ello tuvo y ha tenido un impacto no evaluado en la confianza de Chile sobre Argentina, pero es un tema conocido y popular, que sale a luz como una advertencia cada cierto tiempo.


Alemania está hoy sufriendo por una situación similar a Chile por la invasión rusa a Ucrania. Es muy posible que ello tenga efectos similares en lo psicológico, pero mucha más relevantes en lo geopolítico en la principal economía de Europa y con una dependencia climática mucho mayor que la Chile por los duros inviernos.


Curiosamente las preguntas de los periodistas alemanes que me llaman se focalizan en el Litio y la situación política de Chile y la región sudamericana, que ellos asocian a esta materia prima. El famoso triangulo del Litio, que es una marca más que una realidad en términos prácticos.


La preocupación que subentiendo de las preguntas de los correctos periodistas alemanes tiene que ver subliminalmente con lo que les está pasando hoy y como evitar que ello no les ocurra nunca más. Es claro además que ellos tienen una visión muy negativa de nuestra región respecto a la estabilidad y continuidad política y la fiabilidad de los contratos de provisión de materias primas, que son claves para (¡no lo olvidemos! ) LA PRINCIPAL industria alemana es la INDUSTRIA AUTOMOTRIZ.

 

La industria AUTOMOTRIZ representa el 20% de las exportaciones de ALEMANIA

 

Los alemanes se juegan su futuro en esta industria y en este caso, una industria en proceso de canibalización por una tecnología completamente distinta y con múltiples nuevos actores en el campo de batalla. Además, está basada en la electricidad en vez del petróleo. La electromovilidad depende a su vez de un material que ellos consideran clave y del que ellos no tienen control, que es el Litio.


Quizás es por ello por lo que Volkswagen (EL PRINCIPAL AUTOMAKER DE ALEMANIA Y TAMBIEN DEL TOP 3 DEL MUNDO) en su "statement" del año pasado respecto de su futuro como empresa, definió el reciclaje de las baterías de Litio, como uno de los aspectos esenciales de su futuro industrial. Yo lo leí como algo naif, pero ahora lo entiendo mejor.


LA LOGICA ALEMANA

En pocas palabras, el dominó cae como sigue (haciendo un esfuerzo de empatía básica):

● La guerra de Rusia con Ucrania.

● La discrecionalidad con que esta acción fue decidida por un solo hombre (de lo cual ellos saben).

● Los efectos catastróficos que esto implica para su economía energética (lo que no se resolverá en poco tiempo),

●El futuro industrial en que se está jugando este partido (su principal industria, la automotriz).

● El riesgo que ellos ven evidente, con respecto a la materia prima LITIO para dicho futuro.

● Que este material esté concentrado en países lejanos y hostiles e inestables (desde su perspectiva)

● Eventualmente que podría dar lugar a "carteles" de precios o colonias geopolíticas como la Africa de la minería rusa.

● Paises que además se muestran descaradamente veleidosos y ambiguos en sus discursos públicos y políticos al respecto. Ello les produce terror.

● Más aún si el material se ha disparado en la demanda y sus precios, lo que aumentaría la codicia de los gobiernos de turno (desde su perspectiva).


ADVERTENCIA

No debemos menospreciar a Alemania. Ellos han estado dispuestos a entregar armas a los ucranianos para que las usen. Primera vez desde la segunda guerra mundial.


Nuestras pataletas junto a las incoherencias públicas de nuestra región sudamericana causan daño de imagen pública y podría rebotarnos de manera impensada en los próximos años. Las hipótesis de cómo podría afectarnos, se las dejo a ustedes, creo que son obvias y cualquiera puede enumerarlas.


Menciono a Alemania por lo contingente y obvio, pero es evidente que ello también ocurre en otros países industrializados que son nuestros clientes y debemos recomponer nuestra campaña de imagen pública con mucha prioridad antes que nos aparezca una competencia inesperada y fuera de la caja, que nos lleve a lamentarnos de los daños que nos hemos causado nuevamente por nuestro espíritu auto flagelante y "ombliguista".


Como algunos sociólogos dicen de las fake-news, la verdad es la que se cree, no la que se prueba. En general eso no es así, pero en temas políticos y también personal, ello conforma la imagen pública, los juicios que los demás se hacen de los otros por su propia consecuencia.


Las decisiones estratégicas tienen un componente enorme de un acto de fé, de aminorar contingencias probables de acuerdo con la expectativa común sobre el actuar del "ethos" basado en juicios sustentados en evidencias bastante sesgadas.


221 visualizaciones