UNA BREVE REFLEXIÓN SOBRE COMO LAS REDES DE CARGA DE VEHÍCULOS ELÉCTRICOS, NOS LLEVA AL LIBRE MERCA



A raíz de la interesante entrevista a página completa (B.8) del diario El Mercurio del domingo 02 de diciembre a mi compañero de Universidad, Lorenzo Gazmuri, VP de COPEC, sobre el plan de dicha compañía de instalar masivamente cargadores de vehículos eléctricos en las estaciones de servicio -concebidas para cargar vehículos de combustión interna- aparece en un recuadro la siguiente declaración del ministerio de energía : “Consideramos beneficioso que la comercialización eléctrica tienda a un esquema de libre mercado” . El recuadro explica que ello es una tendencia y también explica las dificultades regulatorias y de todo tipo.

Las oportunidades de la electromovilidad

En mi columna anterior (CONCRETEMOS: LAS OPORTUNIDADES Y AMENAZAS DE LA ELECTROMOVILIDAD PARA CHILE Y SU INDUSTRIA) se mencionaba la tremenda oportunidad de la electromovilidad y se decía (sic)

…la nueva plataforma de productos y servicios que alimentará la industria de la electromovilidad debe crearse completamente,(no convertirse, debe crearse desde cero). Según mis cálculos preliminares, deberán crearse en la próxima década nuevas (y novedosas) industrias que moverán por año más de US$ 1.500 “american billions” (US$ 1,5 billones en nuestra nomenclatura). Esto es equivalente al GDP de Canadá . Es literalmente un vaso casi vacío en fase inicial de llenado.

Una de ellas es obviamente la red de carga, la cuál aparte de crearse debe regularizarse ya que está siendo construida en todo el mundo en base al concepto de estándares de facto, es decir, la anarquía ordenada o entropía. Algunos 4 conceptos simples.

1.-Terminales de carga de distintas “potencias” para cargar en forma lenta o rápida (hoy se reconocen tres niveles: Lento, medio y rápido)


2.-Distintos “tipos” de corriente eléctrica. Algunos son de corriente alterna y otros de corriente continua (en caso de que el auto no tenga un conversor interno AC/DC – como el cargador de su computador o de su smartphone, deberá comprarlo y portarlo en la maleta del auto- por ejemplo un vehículo Chino ante un cargador de norma japonesa)

3.-El protocolo de comunicaciones entre el cargador y el computador del auto, que regula la seguridad de la carga , dependiendo el nivel del cargador. Por ejemplo si el auto tiene un conversor de corriente continua no puede soportar cualquier voltaje o potencia.

4.-Los enchufes de los distintos autos no son compatibles con todos los cargadores


Es obvio que hay muchos planes de regularizar esta situación, pero como todos los estándares de facto, es difícil ordenar ex-post lo ya desordenado y en operación, sin interrumpir el progreso desenfrenado. Ahí hay mucho trabajo de regulación y sentido común y evidente, de Innovación. Los países más avanzados están trabajando en ello y hay varios programas en curso y con dinero presupuestado para ello.

Los cuadros fueron extraidos del white paper EMERGING BEST PRACTICES FOR ELECTRIC VEHICLE CHARGING INFRASTRUCTURE Dale Hall, Nic Lutsey de International Council on Cleaning transportation (ICCT)

El negocio- nuevos paradigmas

Sin embargo, el tema que me interesa profundizar es el negocio detrás de este concepto. Tenemos a las compañías de combustible fosil compitiendo con las distribuidoras eléctricas en proveer carga a los vehículos eléctricos.

Entendamos que el negocio de cargar baterías de autos eléctricos es ínfimo a nivel unitario y no se soporta por si mismo, sobre todo en los cargadores rápidos, muy poco usados por el largo tiempo de carga necesario y el bajo costo de la carga ( Unos US$ 20/hora de venta a la tarifa actual de la electricidad contra US$ 600/hora de venta de un cargador de combustible fosil). Ello parece ridículo, pero hagan los números y traten de dibujar un modelo de negocios con estas cifras. (Un auto eléctrico de 300 kms de rango se carga en 30 min por US$ 8-10 uno de gasolina, similar, se carga en 5 minutos por US$ 40-60)

Entonces, ¿cuál es el negocio? hay muchos en realidad, para comenzar el tiempo de espera sirve a la gasolinera para vender otras cosas, no precisamente combustible, que lo podría regalar en el caso de la electricidad.

...¿Quienes participan en esta naciente industria de carga (comercialización) de energía eléctrica tipo retail ?

Para empezar los distribuidores regulados de electricidad, obviamente. También, ya vimos, los distribuidores de gasolina. Hay también empresas ad-hoc con modelos de negocios de compra y venta con servicios complementarios, como publicidad. Hay empresas de autos, como Tesla, con sus propias redes de carga exclusivas. Hay redes con fondos públicos, nacionales y comunales. Etc. Es una competencia muy compleja, pero muy creativa. Más aun cuando no existen estándares en sus clientes (los autos) por lo que uno podría focalizarse a un estándar de facto o a un nicho de mercado específico. (Todo esto huele a fusiones, compras de compañías y cambios de rubro).

¿Como podría esto afectar la industria de la distribución de energía?

Un ejemplo que yo imaginé hace unos años atrás e incluso lo expuse, con risas de la audiencia por cierto, a propósito de TESLA y sus “superchargers” gratuitos y exclusivos para sus clientes (que pagaron todo el consumo en el precio del auto). ¿Qué pasaría si un usuario de un TESLA-S de 100KWh cargara su auto en este servicio gratuito y posteriormente lo conectara inversamente a su casa de la playa , por ejemplo, para proveer energía a la misma? (Este concepto V2G -Vehicle to Grid- vendrá incorporado a los vehículos eléctricos en pocos años más y de hecho, el Nissan Leaf del 2019 ¡ ya lo tiene !) …Ello es más o menos 10 días de consumo eléctrico de una casa.

Quizás, en ese caso, su casa de la playa podría ser una solución “off-grid”, es decir desconectada de la red eléctrica domiciliaria. La "conecta" cuando va el fin de semana.

¿Que pasaría si alguno de uds instala un cargador eléctrico de autos con energía solar y baterías de almacenamiento? Tendrían una Pyme de provisión de servicio de carga y no veo porqué, en este sistema abierto de competencia desenfrenada que mencioné previamente, ello no sería posible. Basta estar ubicado estratégicamente y tener un patio. Incluso puede modelar un match suma cero (como lo hace Tesla), que vende el exceso de energía a la red eléctrica cuando no hay clientes cargando autos finalmente todo le sale a costo cero.

Estos dos ejemplos muy básicos son sólo una pequeña semilla que les dejo en vuestra imaginación para imaginar las potencialidades impensadas de esta industria y sobre todo respecto a como el mercado de energía podría llegar a ser un mercado abiertamente competitivo en el mediano plazo.

...Como el pool, uno le pega a una bola tras otra y nunca sabe donde termina.xxxxxxxxxxx

xxxx


7 vistas

Llámanos

T: +56992232054

Santiago de Chile

Contáctanos

info@eskorpion.com

© Creado por ESK sol